Hacer jabón casero en tu propia casa

| |

Articulo actualizado

En este artículo te vamos a explicar cómo hacer jabón casero de la forma más sencilla que puedes imaginar. Para ello, sólo tendrás que disponer de un recipiente grande en el que hacerlo y los ingredientes que quieras utilizar, en base a las propiedades únicas que quieres que tenga tu jabón personalizado.

El ingrediente principal más habitual, el que hace que la mezcla se convierta en jabón, es la sosa cáustica, o hidróxido de sodio, un producto químico que tendrás que manejar con guantes pues es corrosivo y no puede entrar en contacto con la piel, ni los ojos; y por supuesto, no lo puedes poner como ingrediente de una pizza.

Pero que no te asuste, tienes que ser tan precavido como cuando manejas lejía, por ejemplo. Comprarla es muy sencillo, ya que la tienen en la mayoría de los supermercados, en los chinos y en las tiendas de productos de limpieza.

Hacer jabón casero básico

El jabón se hace mezclando la sosa caustica con agua y aceite. Así de sencillo. Además, el aceite puede ser usado, siempre que lo hayas colado. Yo te recomiendo usar sosa cáustica diluida y que esté concebida para uso cosmético. Con la ventana bien abierta, cogerás tu recipiente, de barro preferiblemente y nunca de metal.

En el recipiente pondrás el agua, le irás vertiendo la sosa poco a poco, evitando que genere vapores tóxicos. No se debe hacer al revés porque haría reacción. La mezcla generará un calor que durará horas. Tú deberás esperar a que enfríe. La proporción de esta mezcla es uno de agua y cinco de sosa.

En cuanto esté frío, viertes el aceite de oliva poco a poco también. La cantidad ideal es una tercera parte del agua que has usado. Remueves bien la mezcla. Algo que tendrás que hacer durante casi una hora, hasta que vaya espesando. Una vez que esté espeso, sin que haya solidificado, es cuando personalizas tu jabón, añadiéndole los ingredientes que tú quieras.

Los jabones caseros que más triunfan

Hacer jabón casero está más de moda que nunca; y más, teniendo en cuenta que además de con los más diversos aromas, podemos fabricarlos con ingredientes que beneficien a nuestro tipo de piel en concreto. Estos son los tres tipos de jabón casero que más se están haciendo en las casas de nuestro país.

Hacer jabón casero de Lavanda

El jabón de Lavanda es ideal para tratar la dermatitis, los problemas de acné y para curar heridas. Además, es relajante y huele muy bien. Una vez que la mezcla de agua, sosa y aceite comience a espesar, le añades aceite esencial de lavanda y flores de lavanda, y ya está.

Hacer jabón casero de Aloe Vera

El Aloe Vera tiene un montón de propiedades para nuestra piel. Es uno de los productos que más se usan en cosmética y al que puedes acceder muy fácilmente. Una vez que comience a espesar la mezcla definitiva de agua, sosa y aceite; le echarás todo el Aloe Vera que quieras.

Hacer jabón casero de Hierbas Aromáticas

Si quieres hacer jabones que huelan muy bien, a distintas plantas aromáticas, lo recomendable es cambiar el aceite de oliva por el de girasol y cuando la mezcla final esté hecha, ponerle unas cucharadas de aceite de romero, de rosa mosqueta y coco, o de cualquier otra variedad.

Hacer jabón casero de Zanahoria

Para hacer este jabón, la mezcla inicial debe ser de agua, puré de zanahoria hervida y una cucharada de sal. Una vez hecho el proceso de la sosa cáustica, le echas una mezcla de tres aceites: De oliva, de ricino y de coco. Cuando espese, sólo tendrás que ponerle unas 25 gotas de aceite esencial ylang ylang.

Hacer jabón casero con glicerina

Si no quieres hacer el proceso de ir echando la sosa en el agua, una mezcla que genera vapores y que tarda horas en enfriar, antes del siguiente paso con el aceite; podrás utilizar también glicerina. Con estos jabones, lo único que tienes que hacer es derretir una pastilla de glicerina, en el microondas o al baño maría y añadirle los ingredientes que quieras,  le podrás los ingredientes que quieras, desde cualquier tipo de aceite esencial del aroma que más te guste cómo diversos colorantes. Los que más están triunfando son los de Azufre, con una cuchara de azufre molido, media de aceite y aromatizante de limón; y los de Naranja, con esencia de naranja y ralladora de media naranja. También puedes añadirles colorantes para que queden más bonitos.

Hacer jabón casero totalmente ecológico

Pones a hervir un litro de agua, cuando comience a hervir, le añades 50 gramos de raíz de saporania molida, la planta jabonera; una cucharada de milenrama, otra de rosa mosqueta y otra de olivo. Tapas la mezcla y en 1 hora, cuando enfríe, lo cuelas y lo guardas para usarlo. Es un jabón líquido perfecto para la ducha.

Recuerda, hacer jabón casero es muy fácil. Si lo haces con sosa cáustica, sólo tendrás que tener cuidado en hacer la mezcla inicial de agua y sosa como es debido, y añadirle el aceite cuando debe ser. Luego la personalización podrá ser total, ya que le podrás incluir todo aquello que desees y que pueda tener una función lógica en un jabón. Aún así, también hay ingredientes que pueden ser muy atractivos estéticamente, sobre todo si vas a usar los jabones para decoración. Y para los más vagos, está la opción de la glicerina, que simplifica mucho la realización.El uso que vas a poder dar a tus jabones es infinito; desde utilizarlos para el cuidado de tu piel, a emplearlos como elementos decorativos en tu casa o para hacer regalos personalizados que sorprenderán a propios y extraños. No lo dudes, si tienes ganas de hacer tu propio jabón, ponte manos a la obra cuanto antes. Esperamos que este artículo te sirva para ver lo fácil que es hacer tu propio jabón casero y te pongas a ello, cuanto antes.

Anterior

Los 50 animales más extraños de nuestro planeta

22 de abril Día de la tierra: ¿Como celebrarlo?

Siguiente

Deja un comentario