Remedios caseros contra las picaduras de pulgas

| | ,

Articulo actualizado

Si estás leyendo este artículo, seguramente que sea porque crees que tú o alguien cercano a ti ha sufrido la picadura de una pulga. Lo primero es tener claro que  dichas picaduras son producto de este temido parásito. La forma en la que se suelen presentar en nuestra piel es  un circulo sonrosado o rojo, con un punto en el centro. Además, esos círculos, de las picaduras, se hinchan y te pican o escuecen como si no hubiese un mañana.

Las pulgas suelen picar en piernas y tobillos, ya que es a la altura a la que se suelen encontrar. Si tienes un bebé en casa, ten en cuenta que a ellos les pican más por los brazos, cara, cuello y espalda. También es importante matizar que afectan mucho más a nuestros pequeños que a nosotros, y que pueden incluso llegar a producirles fiebres y malestar general.  ¿Coinciden los síntomas? ¿Tienes claro que has sufrido la picadura de una pulga? Pues pon remedio cuánto antes porque las picaduras pueden acabar convirtiéndose en ampollas que derivarán en heridas

Antes de ver todos los remedios caseros que tienes a tu disposición para tratar las picaduras de este parásito. Es importante que sepas también cómo hacer que desaparezcan de  tu hogar. Si no te han picado en el campo, deberás aspirar toda la casa; especialmente, los sillones, alfombras y suelos de madera. Si tienes una máquina de vapor, ésta será la mejor solución, pues acaba hasta con los posibles huevos que hayan dejado. También conviene que laves con agua caliente, a más de 60 grados, toda la ropa de la casa y del hogar. Y para que no vuelvan a entrar, lo mejor es tener un buen repelente, en forma de aerosol o haciéndote tu repelente casero, hirviendo rodajas de limón, con un chorro de vinagre, en medio litro de agua.

Tratar las picaduras de pulgas con remedios caseros

Lo primero y fundamental es mantener bien limpia toda la zona dónde te ha picado. Para ello, deberás lavarte muy bien con agua y jabón. Y algo muy importante, lávate con agua fría. También te vendrá bien ponerte alguna pomada antiséptica.

Luego tienes dos opciones: Acudir a tu médico para que te recete alguna crema, que irremediablemente contendrá cortisona. Si no quieres tener que pedir cita y todo lo que conlleva ir al doctor hoy en día, también tienes algunos remedios caseros.

Hielo, remedio contra la picaduras de pulgas

El hielo, nunca aplicado directamente sobre la picadura, o el agua muy fría son la solución más inmediata y rápida que puedes llevar a cabo. No sólo te reducirá la inflamación, también te aliviará el picor.  Si lo vas a hacer con hielo, usa un trapo en el que pones el hielo y te lo aplicas así, sin que toque directamente con la picadura. Si pones hielo directamente, podrías producirte quemaduras en la zona.

El Aloe Vera, remedio contra las picaduras de pulgas

Esta planta tiene innumerables facultades curativas. Es un estupendo antiséptico y se te lo aplicas, te limpiará la zona, la calmará y hará un efecto cicatrizante. Para ello, deberás coger una penca de esta planta y cortarla. Sólo tendrás que aplicártela directamente en las picaduras. El gel de su interior hará inmediatamente efecto. De hecho, esta planta es la que ofrece los resultados más sorprendentes. Si te dejas su gel puesto como una especie de cataplasma, lo más seguro es que en unas horas, hasta desaparezca la picadura.

Miel y limón, remedio contra las picaduras de pulgas

Un remedio muy efectivo es poner a hervir agua con cáscara de limón y una cucharada de miel. Cuando haya enfriado, deberás aplicártela, con una gasa o algodón, sobre la zona. La miel eliminará cualquier posibilidad de infección y el limón te calmará la picazón.

Vinagre de manzana, remedio contra las picaduras de pulgas

Te lo puedes aplicar sólo o mezclándolo con agua. Es un remedio que hará que desaparezca el dolor inmediatamente. Lo mejor es aplicarlo con una gasa o un algodón. Aunque si quieres una mayor efectividad, déjalo sobre la picadura sujetándolo con una tirita. Otro dato importante es que cuánto más frío esté el vinagre, mayor va a ser su efecto calmante, por lo que si lo metes en la nevera, mucho mejor.

La albahaca, remedio contra las picaduras

Esta planta, muy común en muchos hogares y muy fácil de conseguir, tienes propiedades antiinflamatorias. Solo tendrás que machacar, con un poco de agua, una hojas frescas de esta plancha y con el cataplasma que crees, aplicártelo sobre la zona de las picaduras. Bajará la inflamación y también te calmará.

El té, remedio contra las picaduras de pulgas

Ésta es una gran solución; entre otras cosas, porque la mayoría de nosotros tenemos algún sobre de té en casa. Te sirve cualquier tipo de té. Lo único que tendrás que hacer es preparar una infusión y en vez de beberla, dejarla enfriar y usarlo, empapando una gasa en él, para limpiar la zona de las picaduras. También ejercerá un poder calmante.

Bicarbonato de sodio, remedio contra las picaduras de pulgas

Lo que tendrás que hacer es una especie de pasta, mezclando el bicarbonato con agua. Te aplicas esa pasta sobre la picadura y la dejas actuar. Lo más recomendable es que esté puesta, al menos, durante 15 minutos. Bajará la inflamación y dejará de picarte.

Cómo ves, hay numerosas formas de combatir las picaduras de pulgas. Si crees que las has sufrido, ponte rápido manos al asunto para tratarlas. Cualquier de estos remedios que te hemos contado son muy efectivos e impedirá que la cosa vaya a más.

Estos parásitos se alimentan de nuestra sangre. Las hembras buscan siempre un huésped, tú mismo, para ingerir tu sangre. ¿Y por qué? Pues porque con tu sangre, logrará las proteínas necesarias para poner sus huevos; y poder así, procrearse.

Ten también muy en cuenta que son especialmente dañinas con los más pequeños de la casa; pero no sólo eso, también atacan a los perros y gatos que podamos tener en nuestro hogar.

Anterior

¿Qué materiales son conductores y cuáles aislantes?

Semillas de Calabaza

Siguiente

Deja un comentario