Boniato

| |

Articulo actualizado

Boniato (Ipomoea batatas), su origen

Conocido también como batata o camote, su origen se remonta a Indostán, aunque hay quienes dicen que surge por primera vez en América. Específicamente remontan su origen a Brasil y Ecuador, sea como sea su comienzo, es una planta muy cultivada en áreas tropicales y subtropicales.

Sin embargo, para inicios del año 2000, la mayor producción de boniatos en el mundo, era suministrada por el continente asiático y el africano. De hecho, el mayor productor de boniato actualmente, es China. En los últimos años, la demanda de boniato ha crecido rápidamente, ya que es muy usado para la repostería y pastelería.

Planta y fruto boniato (Ipomoea batatas)

El boniato se trata de una raíz que se obtiene de una planta que tiene el nombre de batata, por lo general su peso se encuentra entre los 200 gramos y los 6 kilos. La forma del boniato es alargada, aunque hay variedades cuya forma es casi esférica, pueden ser de color rojo claro, amarillo pardusco o blancuzco.

Sin embargo las variedades más cultivadas y consumidas son las de piel roja o rosada, y carne blanca. El sabor de esta raíz es dulce ya que contiene una alta cantidad de azúcares, y si bien, parece una patata, botánicamente no están emparentados. Estos se diferencian en que el boniato es fusiforme, es decir, tiene forma alargada.

Además los boniatos son de color anaranjado, y su piel es más gruesa y dura; en la actualidad hay dos tipos de boniato, los de carne seca y los de carne gelatinosa. Aunque sea cual sea el tipo, la carne siempre será de color blanco o anaranjado. Además tiene un valor energético mayor a de la patata, siendo de 84 kcal por cada 100 gramos.

Otra diferencia entre el boniato y la patata es que el contenido de almidón en el boniato es superior, además se le considera una de las hortalizas mejor digeribles. La planta del boniato pertenece a la familia Convolvulaceae, es una planta perenne, sin embargo se cultiva como si fuera anual.

Sus tallos son cilíndricos y trepadores, y los tallos tienen un desarrollo rastrero que puede extenderse hasta 2 o 3 metros de largo. Sus hojas son alternas, bastante desarrolladas y con forma de corazón, tienen un color verde oscuro. También presenta flores con forma acampanada, de gran tamaño y de colores rojizos, blancos o violáceos.

Beneficios, propiedades y nutrientes

Contiene una combinación de nutrientes y es rico en hidratos de carbono, se le conoce también como un alimento regenerador y con alto valor energético. Tiene una alta concentración de vitamina A, a su vez contiene grandes cantidades de vitamina E, C y ácido fólico.

Esto lo convierten en un alimento esencial para la formación y maduración de los glóbulos rojos y blancos. A su vez, gracias a sus características regeneradoras, se le conoce por ayudar a la multiplicación celular y el crecimiento de los tejidos. Esto junto con su natural sabor dulce, es una excelente opción para alimentar a los niños.

Es una buena fuente de potasio, y contienen un buen porcentaje de sodio y fósforo, lo cual lo convierten en un excelente impulsor de la actividad de los nervios y los músculos. Al ser un alimento básico en muchos países, es conocido por aportar el nutriente necesario día a día, sobre todo en cuanto a la vitamina.

Características

El boniato se caracteriza por tener una carne de color anaranjado o blanco y ser muy dulce, es un alimento apto para asados, tartas, purés, suflés y rellenos en general. Si bien, lo más común es comer la raíz, su follaje también puede consumirse a manera de hortaliza.  Las características más notorias varían dependiendo del tipo de boniato que elijas.

Hay 5 variedades de boniato en total, el boniato amarillo de Málaga, es de gran calidad, muy dulce y su ciclo es tardío. Se caracteriza por tener raíces tuberosas alargadas, piel lisa y amarilla, y la carne de color amarillo. El boniato rosa de Málaga, se conoce por sus raíces tuberosas estiradas y de forma variable.

Estos boniatos son más abultados en una extremidad, y tienen surcos longitudinales, su piel es de color rosa, de ahí su nombre. Su carne es de color amarillo, muy fino y algo azucarado, su ciclo es temprano. El boniato liso de Tucumán, tiene origen argentino, y sus raíces son tuberosas y fusiformes, de superficie lisa y tamaño uniforme.

Su sabor es muy dulce, es de ciclo precoz y buen rendimiento, su característica principal es su resistencia al agrietado. Además soporta condiciones de sequía y de extrema humedad. El boniato violeta roja se caracteriza por sus raíces tuberosas largas y finas, ahusadas en los extremos y de superficie con entrantes separados.

Su piel es lisa, su color es rojo con un toque violeta, de ahí proviene el nombre de esta variedad. La carne es de un tono ligeramente rosa y blanco, además es muy azucarada y poco harinosa. La variedad llamada Georgia jet, es de origen norteamericano, sus raíces son de forma intermedia, entre la forma de huso y la redondeada.

La superficie de este boniato es lisa, su carne es anaranjada y otra característica es su rápido engrosamiento. También puede llegar a cosecharse en solo 90 días; estas son las 5 variedades más consumidas, sin embargo existen otros tipos de boniato. Entre ellos encontrarás las variedades llamadas Jaspers, Onokeo, Nemagold, Catemaco y la batata blanca.

Cómo elegirlos y conservarlos

Una vez los boniatos estén en tu hogar, lo más recomendable es que los guardes en un lugar fresco, seco, preferiblemente oscuro y que se encuentre bien aireado. Asimismo es importante para su conservación que la temperatura del lugar donde las pongas, no supere los 15ºC, de lo contrario podrían fermentar o germinar.

También puedes guardarlos en el refrigerador después de cocinados, ahí podrían conservarse hasta por una semana, y si los congelas duran mucho más. Ten en cuenta que las mejores condiciones para la conservación del boniato es entre los 11º y los 15ºC, y una humedad relativa de 80% a 85%.

Si puedes mantenerlos en estas condiciones, podrás conservarlos incluso por varios meses. Al mismo tiempo debes tener en cuenta que su conservación en temperaturas menores a los 11ºC, puede producir arrugamiento de las raíces. Esto también puede causar que su carne se torne de un color marrón, o que aparezcan pequeños huecos en la superficie.

Para elegir boniatos solo debes fijarte que no presenten síntomas de podredumbre o moho. Te darás cuenta que no están en buen estado si están blandas al tacto, o presentan zonas acuosas en su tejido. Ten mucho cuidado si el boniato presenta pequeñas manchas de colores pardos y un poco hundidos, esto significa que el boniato está enfermo.

Tampoco elijas aquellas que presentan en su superficie una especie de pelillos blancos, estos son micelios, y quiere decir que los hongos se han apoderado del boniato. Un buen boniato debe ser firme, y de color intenso.

Semillas y cómo plantarlos

Los boniatos no tienen semilla, lo que funciona a manera de esta son los brotes de batata. Como es una planta tropical debes plantarlas en un clima que se encuentre al menos un periodo de 4 meses sin heladas ni temperaturas muy cálidas.

Si bien, tolera gran cantidad de suelos, los ideales para su cultivo son los de buena fertilidad, sueltos en los primeros 30 cm. Durante su ciclo necesitarás aportarles entre 450 y 640 milímetros de agua, para cultivarlas primero debes marcar un espacio de 80 cm de ancho y al menos un metro de largo.

Luego pon las batatas-semillas separadas entre sí por 5 cm, luego debes taparlas con una capa de tierra entre los 8 y 10 cm. Los plantines de los boniatos deberás trasplantarlos aproximadamente a los 60 días de sembrados, para esto deberán tener una altura entre 25 y 30 cm.

También debe poseer entre 6 a 10 hojas con el diámetro de un lápiz, cuanto los trasplantes tendrás que hacerlo con un espacio entre ellas de 15 y 40 cm. Su cultivo no es muy exigente en cuanto a nutrientes, lo principal es regar el terreno muy bien antes de trasplantarlos, eso hará una diferencia enorme en el resultado final.

Los periodos críticos de su cultivo son los primeros 40 y los últimos 40 días del ciclo, aquí lo que debes hacer es regarlas periódicamente. Tras 130 días a 150 días, podrás cosechar los boniatos, estos deben tener sus raíces bien desarrolladas, y podrás obtener entre 2 kilos y 2,5 kilos de boniato por metro cuadrado plantado.

5 recetas con boniato

Suflé de boniato y pacana

  • Tiempo de preparación: 25 minutos
  • Raciones por platillo: rinde para 2 personas
  • Ingredientes para la preparación:
  • 3 tazas de puré de boniato cocido
  • 1/1 taza de azúcar
  • 1/3 taza de leche
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • ½ taza de mantequilla fundida
  • Para la cubierta:
  • 1 taza de azúcar moreno
  • 1/3 taza de harina
  • 1/3 taza de mantequilla fundida
  • 1 taza de pacanas partidas

Pastel de boniato

  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Raciones por platillo: rinde para 4 personas
  • Ingredientes para la preparación:
  • 750 g de boniato
  • 50 g de nueces desmenuzadas
  • 12 castañas, previamente asadas y peladas
  • 4 huevos
  • 100 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar en polvo

Boniato asado relleno de quínoa y queso

  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Raciones por platillo: rinde para una persona
  • Ingredientes para la preparación:
  • 2 boniatos
  • 100 g de quinoa cocida
  • 40 g de queso de cabra
  • Ajo picado al gusto
  • 15 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 40 g de queso parmesano
  • 40 g de queso grana padano
  • 40 g de queso manchego
  • 40 g de queso emmental
  • Albahaca al gusto
  • Limón (opcional)

Brochetas de boniato glaseado con naranja, miso y miel

  • Tiempo de preparación: 25 minutos
  • Raciones por platillo: rinde para 1 persona
  • Ingredientes para la preparación:
  • 2 boniatos
  • 1 naranja
  • 5 ml de miso blanco
  • 1 pizca de canela molida
  • 30 ml de miel
  • 5 ml de salsa de soja
  • 15 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 2 ml de salsa inglesa
  • 2 ml de vinagre de jerez
  • Cebollino al gusto
  • Sal y pimienta negra molida al gusto

Gnocchi en salsa de boniato con setas

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Raciones por platillo: rinde para 2 personas
  • Ingredientes para la preparación:
  • 400 g de ñoquis
  • 1 boniato
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 150 g de setas
  • 50 ml de vino blanco
  • 100 g de tomates en conserva natural
  • 60 g de mozzarella fresca
  • Albahaca al gusto
  • Sal y pimienta negra molida al gusto
  • Aceite de oliva extra virgen
Anterior

Borraja

Brécol

Siguiente

Deja un comentario