Las semillas de Trigo sarraceno y sus virtudes

| |

Articulo actualizado

 Las semillas de trigo sarraceno están a la venta en forma de granos, copos o harina. También se venden semillas de trigo sarraceno para germinar en casa. Existen muchas recetas con semillas de trigo sarraceno.  De hecho, en su consumo en forma de grano, ejercen de sustitutivo del arroz en muchas recetas asiáticas y europeas.

Las semillas de trigo sarraceno se consumen como granos de cereales, pero no lo son. Pertenecen al grupo de semillas llamadas pseudocereales. Aunque su nombre pueda indicar lo contrario, las semillas de trigo sarraceno no tienen nada que ver con el trigo normal.

Las semillas de trigo sarraceno son originarias de Asia Central; y los principales lugares dónde se cosechan actualmente están en el hemisferio norte; principalmente, en China, Kazajistán, Rusia y algunas zonas de Europa del Este.

¿Qué nutrientes contienen las semillas de Trigo sarraceno?

Sin lugar a dudas, el mayor aporte de las semillas de trigo sarraceno son sus carbohidratos. También contiene una gran cantidad de proteínas, diversos minerales y antioxidantes.

Su contenido en carbohidratos supone en torno al 20 % del peso de los granos hervidos. Varios de sus carbohidratos son muy beneficiosos para regular nuestra azúcar en sangre.

También contienen bastante fibra, por lo que son muy buenos para el sistema digestivo y la salud de nuestro colon. En cuanto a sus proteínas, suponen más de un 3 % de su peso total. La gran mayoría de sus proteínas son aminoácidos por lo que son muy efectivos para reducir el colesterol malo en sangre.

Las semillas de trigo sarraceno son muy ricas en minerales; principalmente en magnesio, cobre, fósforo, manganesio, potasio, zinc y selenio. En cuanto a sus vitaminas, destaca su gran aporte en vitaminas B.

Los beneficios de las semillas de trigo sarraceno

Múltiples estudios relacionan directamente el consumo de semillas de trigo sarraceno con diversos beneficios para nuestra saludo; principalmente, los relacionados con nuestra sangre y corazón.

Controlan nuestra azúcar en sangre

Los niveles altos de azúcar en sangre son muy peligroso y nos pueden provocar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2. Las semillas de trigo sarraceno contienen mucha fibra por lo que moderan ese posible aumento del azúcar en nuestra sangre después de algunas comidas. De hecho, su consumo está recomendado para las personas que sufren diabetes.

Mantienen la salud de nuestro corazón

Las semillas de trigo sarraceno contienen diversos compuestos que son muy saludables para nuestro corazón, como son el magnesio, la fibra, el cobre y algunas proteínas que tiene. Además, contienen un componente que es un potente antioxidante y que reduce la posibilidad de sufrir coágulos sanguíneos, la posible inflamación en nuestras venas y arterias y  el aumento de nuestra presión arterial. También mejoran sustancialmente nuestro perfil de lípidos en sangre, ideal para reducir el riesgo a sufrir una enfermedad cardíaca.

Regulan nuestro tránsito intestinal

Al tener un algo contenido en fibra, son perfectos para regular nuestro tránsito intestinal y así poder evitar que suframos estreñimiento.

Son de gran ayuda contra la obesidad

Su aporte en fibra es también el causante de que estén indicados para las personas que están a dieta. Ayudan a regular la absorción de azúcares; y además, nos sacian muy rápidamente por lo que impiden que nos entre hambre.

Son muy efectivos contra los cálculos biliares

Otras de las características que tienen estas semillas es que arrastran las sales biliares en nuestra digestión, manteniendo limpios nuestros conductos biliares y nuestra vesícula, para que no se formen cálculos biliares.

Regulan  nuestro sistema inmune

Al contener zinc y selenio son un alimento ideal para estimular nuestro sistema inmune, ayudándonos a combatir virus e infecciones.

Reducen la posibilidad de depresión, estrés o ansiedad

Su consumo aporta una gran cantidad de vitaminas B, cuyo principal beneficio para nosotros es que estimulan nuestro sistema nervioso, reduciendo la probabilidad de sufrir alteraciones. Además, sus carbohidratos aporta mucha energía, que nos ayuda a evitar este tipo de dolencias.

Son un componente perfecto en todo tipo de dietas

Las semillas de trigo sarraceno son un ingrediente perfecto en muchas dietas, tanto para celiacos, ya que no tienen gluten, como para deportistas, por su gran aporte nutricional, para vegetarianos y veganos, que complementan muy bien sus dietas; y en dietas de mujeres embarazadas o en periodo de latencia, por su alto aporte en nutrientes y porque estimulan la producción de leche materna.

¿Qué precio tienen las semillas de Trigo sarraceno?

Las semillas de trigo sarraceno las puedes comprar en grano, en paquetes de 500 gramos por un precio que rondará los 5 ó 6 euros. También puedes comprar paquetes de 250 gramos de pasta de semillas de trigo sarraceno por unos 4 €.

En cuanto a las harinas de semillas de trigo sarraceno, destacar que tienes paquetes de harina de semillas de trigo sarraceno de 500 gramos por poco más de 2 euros. Y si quieres formatos mayores, también podrás comprarlos de medio kilo, un kilo o más kilos.

¿Cómo se toman las semillas de trigo sarraceno?

El trigo sarraceno lo tienes a la venta en tres formatos distintos. Cada uno de ellos es el más apropiado para un tipo de consumo.

Semillas de trigo sarraceno en grano

Se usa igual que el arroz o la quinoa, como guarnición en numerosas recetas o como ingredientes en los guisos. También se consume mucho en ensaladas, zumos y batidos. Para cocerlo, se sigue el mismo sistema que se emplea con el arroz.

Semillas de trigo sarraceno en copos

Se usan cada vez más en los desayunos. Se incluyen en muchas mezclas de semillas y cereales para desayunar. Además de para añadirlos directamente al café con leche, también los puedes cocer.

Semillas de trigo sarraceno en forma de harina

Es una harina que se suele mezclar con otras harinas. Se emplea también mucho para hacer panes caseros y todo tipo de bizcochos y bollería casera, crepes y tortitas.

Contraindicaciones de las semillas de Trigo sarraceno

El único efecto adverso que se conoce de las semillas de trigo sarraceno es la posibilidad de causar reacción alérgica a algunas personas. Por lo general, los alérgicos a este tipo de semillas son personas que ya presentan alergias al arroz o al látex. Los síntomas suelen ser erupciones cutáneas, hichazón o dificultad para hacer la digestión. Si nota alguno de estos síntomas al consumirlas, consulte con su médico. 

Anterior

Nabo: Características, Beneficios y Recetas

Para qué sirven las semillas de Hinojo

Siguiente

Deja un comentario